Escalada en hielo

Todas las disciplinas asociadas a la escalada en nieve y hielo a tu alcance:

Montañismo invernal: gracias a la nieve las montañas se trasnforman ofreciendo variadas posibilidades de ascensión para llegar a la cumbre. Sus laderas se convierten en palas nevadas que según su pendiente y orientación, podremos subir cómodamente con la ayuda de un piolet y crampones. Serán necesarios conocimientos sobre técnicas básicas de progresión y seguridad en terreno nevado en pendientes suaves de 30-55º, para alcanzar cimas clásicas en ésta época del año por sus caras norte, oeste y corredores fáciles.

Escalada en hielo: También el agua se transforma dando lugar a multitud de cascadas, muros de hielo, cortinas, columnas (free standing) y afiladas formas: chupones y candelabros, que cuelgan de extraplomos dando lugar a un paisaje sin igual. Las corredores se llenan de resaltes y el hielo se impone también en las goulottes (corredores muy estrechos y encajonados). Para ascender por todos ellos serán necesarios 2 piolets técnicos, crampones y autoprotegerse con tornillos de hielo.

Dry tooling: modalidad de competición, en la que se escala con piolets y botas monopunta, sobre roca equipada con seguros expansivos, habitualmente cuevas o paredes desplomadas, para poder salir escalando por hielo (cortinas, colgantes). A veces también hay hielo en parte del recorrido (protegido antes o después con expansivos).

Mixto y/o alpinismo invernal: itinerarios invernales de alta montaña que combinan la progresión y protección tanto en hielo, nieve como en roca; de ahí su calificativo de "mixto". Se progresa con crampones y piolets, protegiendo con tornillos de hielo, pitones, empotradores, friends/cams y otros.

Encordamiento y rescate glaciar: la nieve tapa las grietas de los glaciares, ocultando su peligro potencial, sobre todo en determinadas épocas del año. El riesgo de caer en una grieta es menor en los Pirineos (pero no por ello inferior), siendo alto en los Alpes y otros glaciares del mundo (Andes, Patagonia, Cordillera Blanca, Himalaya...). La travesía de estos glaciares exige el conocimiento de la técnica específica de encordamiento y progresión, así como la rápida confección de polipastos en caso de rescate.

Expediciones en altura: aquellas ascensiones por encima de los 6.000m en las que el rendimiento físico-deportivo se ve minorado debido a las consecuencias fisiológicas y sensoriales de la  falta de oxígeno en el aire (ya que éste decrece con la altura).